jueves, 26 de julio de 2012

T.E A.M.O


Que fácil es decir te quiero en comparación con esta palabra tan prohibida y a la vez tan devaluada. Hay dos tipos de posturas sobre esta palabra: los que la dicen muy fácil quitándole valor y aquellos que la mezquinan hasta que el momento sea el correcto.
Yo soy del segundo tipo de personas. Para mi decir esas dos palabras juntas a una persona significa que lo que siento dentro de mi ya no es posible expresarlo en un simple te quiero. Para darme cuenta de que estoy amando a una persona tuve que esperar a que mi mente sola me dijera lo amás. Cuando empecé a sentir que quería tenerlo conmigo todo el tiempo, cuando empecé a sentirlo como alguien totalmente indispensable, alguien que, a pesar de que lo conozco hace menos tiempo que a otras personas, es como si lo conociera desde siempre y ya no imagino futuro sin su presencia. Cuando me di cuenta de todas estas cosas, confirmé que lo estaba empezando a amar.  Tan rápido pude ser capaz de sentir este sentimiento tan especial, tan profundo? Me sorprendí mucho al darme cuenta que si, que me había flechado, conquistado y ahora logrado que sintiera aquel sentimiento que pensé que en las novelas ocurrían tan así de pronto.
¿Se lo digo? ¿Me lo guardo? ¿Sentirá lo mismo? ¿Y si lo asusto? Mejor guardar este sentimiento en mi corazón donde estará protegido hasta el momento indicado. Me prometí que no daría a conocer mis sentimientos hasta estar segura que sería correspondida, pero hay veces que el corazón no te da opción y quiere gritar a viva voz todo lo que hay en él. Así fue como un día en mi pecho broto un sentimiento de angustia que me decía "decíselo" y me rendí a esa presión de mi pecho y se lo dije.  "te amo" y lo besé. Tuve mucho miedo de su respuesta casi preferí no saberla,  no escucharla y así se lo hice saber. "si no sentís lo mismo no importa" pero no puedo explicar la alegría, la sensación de plenitud y de amor que sentí cuando me dijo "yo siento lo mismo, pero no te quería apurar. Te amo morochita"  Creo que nunca me sentí tan completa en mi vida. Hoy todavía no me sale muy fácil pronunciar esa palabra, me es más fácil escribirla. No porque no sea sincera, sino porque es una palabra tan especial que dice tanto que siento que decirla a cada momento la desgasta, mejor decir T.E.A.M.O de otras formas, eso lo hace más divertido ya que uno tiene que darse cuenta en esos pequeños actos lo que le quieren decir.
T.E.A.M.O ya lo sabés y sé que sentís lo mismo creeme que lo sé, aunque a veces no lo demuestre. Y sin saber el futuro siento que te voy a amar por mucho tiempo.

2 comentarios:

  1. Increible como una persona se puede sentir tan identificado con tus palabras.

    ResponderEliminar